Toda la información sobre operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados (Artroscopia)

Los ligamentos cruzados, junto al menisco, aportan estabilidad a la rodilla impidiendo que los demás elementos se muevan libremente provocando luxaciones indeseadas. La rotura de los ligamentos cruzados suele producirse a causa de movimientos bruscos y exagerados de la rodilla cuando el pie se encuentra pegado al suelo. Dicha rotura causa una acentuada pérdida de estabilidad a la vez que impide al afectado caminar sin sufrir un grave dolor.

 

A pesar de que existen casos en los que es posible la recuperación de la lesión sin cirugía, mayoritariamente en los casos de ligamento cruzado posterior, para una rápida y completa recuperación la opción más recomendable es la Operación de reconstrucción de ligamentos cruzados por Artroscopia.

 

¿Por qué es necesaria la Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados por Artroscopia?

La reconstrucción de ligamentos cruzados se requiere tras la rotura de los ligamentos obviamente. Esta rotura es una de las lesiones más comunes tanto en deportes como el fútbol, el baloncesto o el rugby, en los que es normal hacer cambios repentinos de dirección, así como en accidentes de moto.

 

Los ligamentos cruzados son dos, el anterior y el posterior, siendo el ligamento cruzado anterior el que se rompe con más frecuencia, sobretodo en personas que practican deportes en los que se producen movimientos bruscos y cambios de dirección mientras la pierna se encuentra fijada en el suelo. En cambio, la rotura del ligamento cruzado posterior es menos común y en este caso la causa principal suele ser accidentes de tráfico en los que la tibia se golpea y el ligamento cruzado posterior intenta amortiguar el golpe rompiéndose.

La rotura de ligamentos cruzados es una de las lesiones más comunes en deportes como el fútbol o el baloncesto .

La rotura de los ligamentos cruzados provoca una pérdida de la estabilidad de la rodilla así como un fuerte dolor cada vez que se apoya la pierna. Algo curioso es que el ligamento cruzado posterior tiene una gran capacidad de regeneración por lo que es posible su reparación sin cirugía. Por otra parte, en el caso de la rotura de ligamento cruzado anterior esto es más complicado, por lo que en muchos casos será necesaria la reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia.

Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados Por Artroscopia

La rehabilitación tras una reconstrucción de ligamentos es de entre 4 y 6 meses.

¿Qué es una Artroscopia?

La artroscopia es una técnica quirúrgica de mínima invasión que permite al cirujano reparar problemas en las articulaciones sin la necesidad de realiza una cirugía abierta. El Artroscopio es una herramienta quirúrgica que permite observar el interior de la articulación mediante una pequeña cámara con una luz situada en el extremo distal de un endoscopio flexible que está conectado a través de fibra óptica a un monitor. La cirugía de artroscopia se realiza con 3 pequeñas incisiones en la zona de la articulación a través de las cuales se introduce el artroscopio, la solución salina que permite una visión más clara del interior y las herramientas quirúrgicas necesarias para reparar el problema médico.

 

¿Cómo se realiza la Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados por Artroscopia?

La reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia es una técnica quirúrgica de mínima invasión que permite la reconstrucción o reparación del ligamento dañado sin la necesidad de realizar una cirugía abierta.

 

Esta técnica se perfeccionó en los 90 gracias a las innovaciones tecnológicas. La artroscopia también puede utilizarse como herramienta diagnóstica para detectar el nivel de daños que se han producido en el ligamento así como si, además de la rotura de ligamentos, se ha producido algún daño en el menisco o demás elementos de la articulación.

Las mujeres deportistas tienen el doble de posibilidades de sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior que los hombres.

La operación de reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia se realiza bajo anestesia general y puede establecerse su proceso en los siguientes pasos:

  • En primer lugar se realizan entre 3 o 4 incisiones en la rodilla.
  • A través de una de ellas se llena la articulación con un líquido seroso que permitirá al cirujano observar el interior de la rodilla con más claridad diluyendo cualquier líquido turbio que pudiera molestar su visión durante la cirugía.
  • El artroscopio se introduce por otra de las incisiones, permitiendo al cirujano observar el interior de la rodilla a través del monitor.
  • El cirujano utilizará el resto de las incisiones para introducir el instrumental quirúrgico para llevar a cabo la reconstrucción del ligamento cruzado.
  • Una vez dentro, se extrae el ligamento roto o dañado.
  • Se perfora en el hueso para introducir el tejido nuevo, siendo éste colocado exactamente donde estaba el ligamento roto.
  • Se fija el ligamento con tornillos para mantenerlo estable. Esta estabilidad mejorará a medida que los agujeros realizados en el hueso sanen fijando todavía más el nuevo ligamento.
  • Tras esto se extrae el instrumental quirúrgico, se drena el líquido seroso, se suturan las heridas y por último se venda con suavidad. Es muy común que el cirujano fotografíe la cirugía para enseñársela al paciente una vez finalizada.
  • La duración de la operación es de entre 30 y 90 minutos.

 

¿Cuánto se prolonga la recuperación tras una Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados por Artroscopia?

La estancia hospitalaria tras una operación de reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia es mínima, siendo en ocasiones posible que el paciente abandone el hospital el mismo día. Esta estancia en ocasiones puede alargarse hasta 2 días.

Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados por Artroscopia

Durante las primeras semanas el paciente deberá usar un bastón o una muleta para evitar apoyar todo el peso sobre la rodilla intervenida. La rehabilitación se recomienda que empiece inmediatamente tras la cirugía de cara a evitar casos de atrofia muscular y poder recuperar la movilidad que se tenía antes de la lesión.

 

Cuanto mejor se realice la rehabilitación, más corto será el tiempo de recuperación, el cual suele oscilar entre 2 y 6 meses, siendo posible caminar sin muletas a las 4 semanas. Por otra parte para retomar la actividad deportiva suelen ser necesarios entre 3 y 6 meses, dependiendo de la intensidad de la rehabilitación.

 

¿Qué ventajas y riesgos conlleva la Operación de reconstrucción de Ligamento Cruzado por Artroscopia?

La principal ventaja de la operación de reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia es la solución de la lesión. Por otra parte, esta cirugía tiene ventajas añadidas como es el mínimo daño de tejidos, lo que permite una recuperación más corta. En el caso de rotura del ligamento cruzado anterior, todos los médicos recomiendan la cirugía, no así todos en el caso del ligamento cruzado posterior, pues este puede ser rehabilitado de forma conservadora.

Operación de Reconstrucción de Ligamentos Cruzados Por Artroscopia

Los riesgos de la cirugía de reconstrucción de ligamentos cruzados por Artroscopia son los mismos que en cualquier otra operación, como son los relacionados con la anestesia o la posibilidad de sangrado o infección. Los riesgos específicos de este procedimiento son la posible formación de coágulos en la pierna, dificultad del ligamento para sanar, una cirugía inefectiva, dolores en la rodilla, rigidez, debilidad o pérdida de rango de movimiento. Por supuesto, estos riesgos son poco comunes ya que los cirujanos de traumatología están muy familiarizados con todos los elementos implicados en el proceso.